Ortodoncia


La ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de la posición de los dientes y huesos. Los dientes en mala posición y los que no muerden correctamente unos contra otro son difíciles de mantener limpios, corren riesgos de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales, y ocasionan una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza y fatiga de la articulación tempromandibular y bloques de la mandíbula.

Generalmente en edades tempranas, se corrigen primero las bases óseas (ortopedia) para en una segunda fase recolocar los dientes en esas bases ya modificadas (ortodoncia).

La aparatología fija está compuesta de elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets) a los que se ancla firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica mediante un conjunto de ligaduras.

Los aparatos removibles permiten ser retirados de la boca por parte del paciente. Ello le permite quitárselos durante la higiene oral y en las comidas. Se utilizan sobre todo como tratamiento en dentición temporal (temprana o infantil), donde determinados estados patológicos diagnosticados a tiempo pueden llegar a corregirse, hasta tal grado que el tratamiento en la dentición permanente sea muy específico o incluso innecesario.